Cities: Skylines, el juego de la semana

A pesar de haber salido en 2015 para la pc, el estreno para consolas el mes de julio 2017, Colossal Order nos recuerda como se hace un buen juego de construcción de ciudades.

Este juego nos pone ante el reto de crear una ciudad funcional que se mantenga en un constante crecimiento. Se inicia con un acceso a una carretera federal, un pedazo de tierra y unos cuanto miles de dólares, que son nuestro margen inicial de inversión. Pero el arquitecto de esta ciudad es el jugador y de él depende que tipo de ciudad se creara. Puede tratarse de una metrópolis congestionada, llena de edificios donde todos viven en apartamentos. También puede tratarse de una ciudad done hay un sector que vive en la opulencia con casas gigantescas y piscinas, mientras que otro distrito no recuerda a Queens: agrupamientos de edificios viejos e idénticos con pequeños apartamentos. Pero eso es solo un aspecto del juego; Cities:Skylines maneja desde el crecimiento demográfico hasta los diversos tipos de industrias, nos permite definir si la energía eléctrica viene de una hidroeléctrica o del viejo y confiable carbón. La población nos va exigiendo servicios desde bomberos y policía hasta espacios de ocio y recreación. El establecimiento eficiente del drenaje y calles son esenciales en el funcionamiento efectivo de la ciudad.

citi 4

Como muchos de los juegos de Paradox Interactive, la diversión viene del reto, de la complejidad que trata de acercarse a la realidad, pero con un toque de diversión. Este juego divide el uso de la tierra en tres grupos: Residencial, Industria y Comercio. Los tres permiten al jugador definir espacios pero le demuestran al jugador como todo está conectado ya que no es lo mismo el ocio que se genera en un distrito de personas de bajos ingresos, poca educación y que trabajan en granjas al ocio de un grupo educado, que trabaja en la la industria del entretenimiento. Agreguen además las minuciosidades de que por alguna razón el jugador quería poner una prisión al lado de una escuela primaria o un hospital.

Tal vez poner la estación de bomberos en una calle que conecta toda la ciudad resulta una buena idea al inicio, pero después de un tiempo el jugador se da cuenta que aquella avenida es un espacio que se congestiona mucha y que es la única vía de acceso a muchos lugares de la ciudad, lo que se traduce en un mal servicio por parte de los bomberos, en casas quemadas, ciudadanos muertos y así. Los retos son muchos, pero sobre todo son las metas que el jugador se pone, desde un desenfrenado intento por recrear una ciudad al estilo Las Vegas o un Metrópolis gigantesca como la CDMX.

Citi 2

Pero estos retos no solamente son resultado de nuestras decisiones, como en el mundo real, la naturaleza y el azar nos pasan malas jugadas de vez en cuando. Puede que ya tengas una ciudad con un crecimiento ideal, la gente es feliz, los servicios son suficientes, alguna vez se tiene un gran concierto en un auditorio gigantesco mientras los suburbios tranquilos llenos de parques donde pasear perros mientras jóvenes disfrutan de canchas para diversos deportes dan el toque final; Entonces un terremoto ocurre. Los bomberos no se dan abasto con los incendios, los hospitales están a reventar, algunas carreteras no funcionan por lo que la gente trata rutas alternas que se congestionan y paralizan. No es culpa del jugador, pero tiene que resolver aquellos problemas.

citi3

Cities: Skylines es un juego que puede no ser para todos los gustos pero no por ellos no es un buen juego. Los retos son grandes y superarlos resulta satisfactorio. Desarrollar una urbe de forma satisfactoria es más placentero que complicado, pero como dicen “Si el trabajo no cansara no habría sinvergüenzas”, mejor y más divertido si podemos reiniciarlo para volverlo a intentar.  Un juego que nos aleja de las grandes aventuras,  los repetitivos juegos de acción donde matar al otro es la única respuesta y que nos da un memento de control y perspectiva. Podemos, por unas horas, ponernos en los pies de aquellos que día a día se encuentran en esos dilemas y que tienen que responder, resolver los conflictos que aparecen, los conflictos que sus soluciones crean ya que  en muchos de los casos: no hay respuesta correcta.

Por: Ramírez Alvaro

Deja un comentario